¿Cada cuánto tiempo necesito hacer un mantenimiento de mi estufa de pellets?

¿Has instalado una estufa de pellets en tu hogar? ¡Enhorabuena! Ahora formas parte de ese grupo de personas que utiliza la energía renovable para calentar su hogar. El calor agradable y de calidad que proporcionan estos aparatos es cada vez más apreciado.

Un buen mantenimiento de una estufa de pellets no solo te garantiza el buen funcionamiento del aparato. También te aporta seguridad en su uso, te ayuda a alargar la vida útil de la estufa y te ayuda a ahorrar en combustible. ¿Quieres saber cómo hacer un correcto mantenimiento de una estufa de pellets y cada cuánto tiempo debes realizarlo? Sigue leyendo, te contamos todo lo que debes saber sobre el mantenimiento de tu estufa de pellets.

No lo pases por alto: el mantenimiento diario de tu estufa de pellets

Para evitar problemas en el funcionamiento de tu estufa, es necesario que realices un mantenimiento rutinario, que consiste sobre todo en tareas de limpieza. La frecuencia con la que debes hacerlo depende en gran medida de tu modelo de estufa, ya que no todas tienen la misma capacidad para almacenar cenizas. También depende del tipo de pellets que utilices, ya que hay algunos producen más cenizas que otros. De cualquier manera, es una tarea que deberías realizar de forma frecuente, incluso cada día, cada vez que usas la estufa.

¿En qué consiste ese mantenimiento? Te lo explicamos paso a paso:

  1. Lo primero que debes hacer antes de comenzar con las tareas de limpieza es desenchufar la estufa.
  2. Limpieza del quemador para garantizar una buena combustión. Consiste en la retirada de residuos de pellets y ceniza. Puedes utilizar un cepillo, pero te recomendamos que uses un aspirador para facilitarte el trabajo y hacerlo de forma mucho más limpia. Presta especial atención a cualquier orificio de paso del aire, para que no queden obstruidos.
  3. Limpieza del vidrio: humedece un paño con un limpiador específico para cristales y pásalo por la superficie del vidrio, retirando el hollín acumulado. Si el cristal no está muy sucio, puedes posponer su limpieza uno o dos días más.
  4. Cuando sea necesario, vacía el cajón donde se acumula la ceniza. Puedes aprovechar para aspirar la zona y retirar cualquier rastro de ceniza que se haya acumulado en el interior.

Mantenimiento trimestral de tu estufa de biomasa

De forma menos frecuente necesitas realizar varias tareas de mantenimiento. Puedes hacerlo tú o solicitar los servicios de un profesional si careces de los conocimientos necesarios para hacerlo correctamente. Debes ser consciente de que podrías necesitar desmontar ciertas partes de la máquina, que después deberás dejar colocadas exactamente igual. Si no te ves capaz de realizar las tareas o prefieres no arriesgarte a no volver a montarlo todo tal y como estaba, contacta con un profesional. 

  • Las tareas incluidas en este mantenimiento serían:
  • Limpieza del intercambiador de calor
  • Revisión de la junta de estanqueidad
  • Limpieza de tubuladores

Mantenimiento anual: déjalo en manos de un profesional

Además del mantenimiento rutinario del aparato, es necesario hacer un mantenimiento anual mucho más a fondo, idealmente al terminar la temporada fría o justo antes. Así te aseguras de que el próximo año podrás encenderla y utilizarla sin problema para disfrutar de una temperatura cálida.

Para el mantenimiento anual es necesario que cuentes con la asistencia y el saber hacer de un profesional con experiencia. Es necesario desmontar ciertas piezas para hacer una limpieza mucho más profunda, además de comprobar las conexiones y el funcionamiento general del aparato. Entre los elementos que necesitan un mantenimiento anual encontramos las tuberías de evacuación de humos, un elemento fundamental para que la estufa funcione de forma segura. Llámanos para concertar una cita con uno de nuestros técnicos especialistas y programaremos su visita a tu hogar para la revisión completa de tu estufa de pellets.

PIDE TU PRESUPUESTO SIN COMPROMISO AHORA

LLÁMANOS 951 492 551