¿Cómo calentar el agua de la piscina?

Gracias a la energía solar podrás calentar el agua de tu piscina para poder disfrutar de ella durante todo el año. Contar con un colector solar para piscinas es más fácil de lo que imaginas, ¡te lo contamos!

Dentro de los grandes beneficios que aportan las placas solares térmicas, uno de los más novedosos es la posibilidad de calentar el agua de una piscina en invierno. De esta manera, podrás utilizar tu piscina durante todo el año.

Muchos usuarios desconocen esta posibilidad, por ello, desde Dankesol os explicamos cómo calentar el agua de una piscina con tus placas solares térmicas. ¡Allá vamos!

Calentar el agua de tu piscina con placas solares

Para calentar una piscina a través de la energía solar debemos tener instalado un colector solar o panel solar térmico. Estos serán los encargados de capturar la radiación solar y calentar el agua de nuestra piscina.

Calentar el agua de una piscina con placas solares térmicas es una forma eficiente y sostenible de mantener la temperatura del agua en un nivel adecuado, especialmente en invierno. Estas placas, también conocidas como colectores solares, funcionan mediante la absorción de la energía solar y la conversión en calor para calentar el agua.

¿Dónde colocar las placas solares para calentar la piscina?

Es recomendable que los captadores solares se coloquen cerca de la piscina. Para maximizar la eficacia de los captadores, es importante colocarlas en un lugar que reciba la mayor cantidad de luz solar posible.

Esto puede ser en el techo de la casa o en una estructura específica construida cerca de la piscina. Además, se debe tener en cuenta la ubicación y orientación para maximizar su rendimiento, es decir, que estén orientadas hacia el sur.

¿Cuántas placas se necesitan para calentar una piscina?

La cantidad de placas solares necesarias para calentar una piscina dependerá del tamaño de la piscina y de la temperatura deseada. En general, se recomienda tener una superficie de colector solar de entre el 50 y 70% del área de la superficie de la piscina. Sin embargo, es importante realizar un cálculo preciso para determinar la cantidad exacta de placas necesarias.

¿Hasta cuántos grados puede subir la temperatura de la piscina?

La temperatura que se puede alcanzar en una piscina calentada por placas solares dependerá de varios factores, como la cantidad de luz solar disponible, el tamaño de las placas solares y el tamaño de la piscina. En general, se puede esperar subir la temperatura del agua de la piscina entre 5 y 10 grados Celsius. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el clima y las condiciones meteorológicas también pueden afectar la eficacia del sistema.

En resumen, calentar el agua de una piscina con placas solares térmicas es una forma eficiente y sostenible de mantener la temperatura del agua en un nivel adecuado en cualquier época del año. Es importante colocar las placas solares en un lugar que reciba la mayor cantidad de luz solar posible, y determinar la cantidad exacta de placas necesarias para calentar una piscina específica.

En Dankesol somos especialistas en la instalación de captadores solares para calentar el agua de la piscina en invierno. Si necesitas información, ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos sin compromiso.

PIDE TU PRESUPUESTO SIN COMPROMISO AHORA

Pide cita

Completa el formulario y solicita cita

Solicita presupuesto sin compromiso

Te responderemos lo antes posible

×