Durante los meses de verano, no hay nada más efectivo que el aire acondicionado para mantener fresco nuestro hogar. Si bien el invierno y la primavera son las mejores épocas para instalar climatización, instalar aire acondicionado no lleva más de un día, solo tienes que buscar la mejor ubicación interior y exterior.

Conocer las características de cada tipo de aire acondicionado que existe en el mercado es imprescindible para realizar una buena compra. Teniendo claras las necesidades del usuario y combinandolas con las características técnicas de un sistema de aire adecuado podremos elegir la solución que nos garantizará el auténtico confort.

Cómo elegir aire acondicionado

Hay diferentes tipos de aires acondicionados para cubrir las necesidades particulares de cada usuario. Elegir correctamente el tipo de aire acondicionado es esencial. Lo primero que debes tener en cuenta es que sea capaz de:

  • Refrigerar bien la casa
  • Que no se pase de potencia para no malgastar energía
  • Que sea eficiente en ese consumo eléctrico, para ahorrar en la factura de la luz.

Necesidades para instalar un aire acondicionado:

Instalación certificada por profesionales

La normativa de este tipo de equipos ha cambiado, y ahora se pide que en ciertos supuestos, sea un instalador profesional quien se ocupe de la instalación de equipos no sellados herméticamente.

Adecuación al espacio

El aire acondicionado se debe instalar en un espacio concreto. Antes de decantarse por comprar cierto equipo, se ha de estudiar bien en qué habitaciones se pondrá el aparato. Dependiendo del tipo de vida que se lleve en las estancias, elegiremos el tamaño y las frigorías adecuadas. Además, también se debe estimar si se va a refrigerar toda la casa por completo o por habitaciones.

Eficiencia energética

En cuanto a las frigorías, lo mejor es elegir un aparato de aire acondicionado que consuma poca energía pero tenga alta eficiencia. Es decir, que trabaje más con menos energía. Así se cuidará el consumo de la luz y el medio ambiente.

Calidad del aire expulsado

Los filtros que puede traer el aparato pueden suponer un requisito indispensable en su elección. La mayoría de ellos tienen un filtro estándar básico para mejorarlo. Estos filtros han de limpiarse cada cierto tiempo porque acumulan polvo y pelusas e influyen en el aire que sale y repercute en nuestra salud.

Si queremos otear el mercado para conseguir un filtro mejor, también es posible. Existen filtros electrostáticos para eliminar el polvo en suspensión y los alérgenos que puedan irritarnos las fosas nasales, filtros de neoplasma que purifican el aire por completo.

Nivel de ruido del aire acondicionado

Los aparatos que expulsan aire refrigerado hacen un ruido constante de fondo que es bastante molesto si no adquirimos uno que no lo produzca. Para el dormitorio lo ideal es que no supere los 24 decibelios en funcionamiento.