Grifo de ósmosis de 3 vías

Como ya te comentábamos en un artículo anterior, hay varios tipos de grifos que puedes instalar en tu cocina para obtener agua osmotizada. Hoy nos centraremos en el grifo de ósmosis de 3 vías.

Pero antes de nada, recordemos que un grifo de ósmosis se utiliza para obtener en tu cocina agua que ha sido sometida a un proceso de filtrado. Esa serie de filtros son los que garantizan que el agua que sale de tu grifo de ósmosis no tiene cal, ni exceso de sales minerales ni partículas. Disfrutarás de un agua pura y con mucho mejor sabor.

El sistema de ósmosis, que normalmente se instala bajo el fregadero, se conecta a un grifo con el que poder utilizarla fácilmente para beber o cocinar. Ahí es donde entra en juego la elección de cuál es el grifo que prefieres para tu cocina.

Un solo grifo en tu fregadero

El grifo de ósmosis de 3 vías te permite tener un solo grifo en tu fregadero, es por eso que muchas personas lo prefieren a los grifos de una sola vía, que te obligan a tener dos grifos independientes: uno para el agua corriente, directa del suministro, y otro para el agua osmotizada, que ha pasado por todos los filtros del sistema de ósmosis.

Además de ser estéticamente más bonito, con un grifo de 3 vías solo necesitas hacer un agujero en tu encimera o fregadero. Esto hace más sencilla su posterior sustitución, en caso de que quisieras cambiar el grifo de tu cocina.

El grifo de 3 vías es capaz de proporcionar agua corriente, sin tratar, y agua osmotizada. Para elegir el tipo de agua que quieres que te suministre en cada momento, no tienes más que accionar la llave correspondiente.

Hay multitud de marcas en el mercado que ofrecen grifos de ósmosis de tres vías, en una variedad de colores y acabados muy amplia. Se trata del componente más estético de tu sistema de ósmosis, por lo que los criterios a la hora de elegir el mejor grifo para tu sistema de ósmosis deberían centrarse en el diseño y la calidad de los materiales.

Elige bien tu sistema de ósmosis

Tener un grifo bonito y cómodo es fundamental, pero ahí no acaba todo. Hay quien dedica mucho tiempo a elegir el mejor grifo para su cocina, pero no presta tanta atención al sistema de ósmosis que lo acompaña, ni tampoco a su mantenimiento. De nada sirve contar con el mejor grifo del mercado si el agua que obtienes de él no ha sido sometida a un filtrado de calidad. 

Un equipo de ósmosis de buena calidad no solo te garantiza que el agua filtrada está libre de residuos, sales y cal. Hay otro factor, muy importante, que suele ser una de las principales causas de quejas sobre los equipos de ósmosis inversa de baja calidad: la presión del agua. Un grifo con presión baja es muy incómodo y puede llegar a ser frustrante. Obtener una buena presión depende directamente de la calidad del sistema y del estado de las membranas. Es por eso que te recomendamos no solo elegir un buen sistema de filtrado, sino también hacer un correcto mantenimiento del mismo. Revisa las membranas una vez al año para garantizar que no pierdes calidad en tu agua osmotizada.

PIDE TU PRESUPUESTO SIN COMPROMISO AHORA

LLÁMANOS 951 492 551