Grifos de ósmosis inversa para tu cocina

El agua del grifo de tu cocina es la que normalmente utilizas para beber y preparar la comida, a no ser que uses agua mineral embotellada para ello. Para disfrutar de agua limpia, que ha pasado por varios filtros que eliminan todas sus impurezas y exceso de sales, no tienes más que instalar un filtro de ósmosis inversa bajo tu fregadero.

Tipos de grifo con sistema de ósmosis para tu fregadero

A la hora de instalar un nuevo sistema de ósmosis inversa en tu cocina es necesario que te plantees si deseas sustituir el grifo que actualmente tienes por uno nuevo o colocar un segundo grifo al lado del actual. Esto se debe a que el sistema necesita conectarse de una forma diferente con la tubería que suministra el agua, ya que antes de salir por el grifo debe pasar por las membranas y filtros del sistema para purificarse.

Hay varias opciones en la instalación de un grifo para el sistema de ósmosis inversa de tu fregadero:

  • Grifo de 1 vía: este tipo de grifos funcionan exclusivamente con el agua osmotizada, es decir, la que ha pasado por el filtro. Suele situarse junto al grifo normal de tu fregadero, por lo que es necesario hacer un agujero en la encimera que permita su instalación.
  • Grifo de 3 vías: en cambio, con un grifo de tres vías tienes la posibilidad de elegir si quieres obtener agua osmotizada, agua fría sin filtrar y agua caliente sin filtrar, toda proveniente de un mismo grifo.

El grifo de 3 vías presenta una ventaja estética innegable, ya que solo habrá un grifo en el fregadero y dispondrás de más espacio en la encimera. Pero la inversión necesaria para uno de estos grifos es, normalmente, mayor.

grifo 1 via

¿Qué deberías tener en cuenta antes de la instalación?

Lo primero y fundamental es: ¿hay espacio para el equipo bajo tu fregadero? Un equipo de ósmosis inversa puede ser voluminoso, ya que necesita varios filtros y membranas para funcionar, además de un depósito en el que almacenar el agua.

También es necesaria una conexión eléctrica cercana para conectar la bomba, que lleva una pequeña pantalla o display. No es común que en las cocinas haya un enchufe disponible detrás del mueble destinado al fregadero, por lo que seguramente deberás utilizar otro enchufe, como el del lavavajillas o el del frigorífico.

Por último, asegúrate de contar con un buen servicio técnico, capaz de darte una respuesta rápida para solucionar cualquier problema que pueda surgir con tu aparato y realice periódicamente los mantenimientos necesarios. Si estás buscando este tipo de servicio puedes contar con los profesionales de Dankesol, que cuentan con una amplia experiencia en la instalación y mantenimiento de equipos de ósmosis inversa.

PIDE TU PRESUPUESTO SIN COMPROMISO AHORA

LLÁMANOS 951 492 551