Problemas comunes con el aire acondicionado (y cómo solucionarlos)

Con las altas temperaturas que alcanzamos en esta época del año seguramente tengas tu aparato de aire acondicionado funcionando buena parte del día. Contar con este tipo de aparatos es un gran alivio y te puede hacer un día especialmente caluroso mucho más llevadero. Pero cuando, por cualquier motivo, el aire acondicionado se avería, supone un duro golpe y de repente te encuentras con que ese oasis que era tu casa se ha convertido en un auténtico horno.  

¿Cuáles son los problemas más comunes de un aparato de aire acondicionado?

Un aparato de aire acondicionado puede estropearse o dejar de funcionar con normalidad por una gran variedad de motivos. Si vas a hacer una inspección para averiguar qué es lo que está fallando, toma una serie de precauciones previas para evitar agravar el problema y para tu propia seguridad:

  • Desenchufa el equipo antes de manipularlo.
  • No viertas agua directamente sobre el equipo.
  • Utiliza siempre que sea posible un paño seco o ligeramente humedecido solo con agua, sin ningún producto químico.

Una vez estás seguro de que el aparato no está conectado a la corriente eléctrica y que no vas a usar grandes cantidades agua para su limpieza, puedes proceder a su manipulación para intentar encontrar la causa del problema. A continuación te detallamos algunos de los más comunes:

  • El aire acondicionado desprende malos olores
  • La habitación tarda más de lo normal en enfriarse
  • Sale agua del split del aire acondicionado
  • El aparato hace más ruido de lo normal o hace ruidos extraños
  • El aire acondicionado no se enciende

¿Cómo solucionar los problemas con tu aire acondicionado?

Cuando ya has detectado cuál es el problema de tu aparato de aire acondicionado, es hora de intentar dar con la solución. Ten en cuenta que puede que cada caso es completamente diferente, por lo que tu equipo puede no estar funcionando adecuadamente por un motivo completamente diferente al que te detallamos aquí. Pero estas son algunas de las soluciones más comunes a los problemas con un aire acondicionado.

  1. El aire acondicionado desprende malos olores. Esto no impide el normal funcionamiento, pero puede llegar a ser bastante molesto y, dependiendo de la causa de esos malos olores, un riesgo para la salud. La condensación de agua en el interior del equipo propicia la aparición de moho. Puedes limpiar tú mismo el filtro y la parte externa del aparato, aunque si el problema persiste es probable que el moho esté en la parte interna. En ese caso, necesitarías la ayuda de un profesional.
  2. La habitación tarda mucho en enfriarse. Es común que se trate de un problema con los filtros del aparato. Intenta limpiarlos para comprobar si eliminando los restos de polvo y pelusas mejora en algo el rendimiento. Si no notas ninguna mejora, llama a un técnico para asegurarte de que no se trata de un problema grave. Él revisará la carga de gas, que el compresor funcione correctamente y que no haya ningún tipo de fuga en el circuito.
  3. El split expulsa agua. En el interior del aparato de aire acondicionado se acumula agua por condensación y la cantidad depende de la humedad que haya en el ambiente. Este agua se expulsa al exterior por un conducto específico para ello: esto es síntoma de un buen funcionamiento. El problema es cuando ese agua no sale hacia el exterior, sino que gotea hacia el interior de la habitación. Para solucionar este problema lo primero que deberías hacer es comprobar que el tubo exterior no está taponado. Si estás seguro de que ese no es el origen del problema puede que la avería sea interna, en cuyo caso un técnico debería revisar el interior del aire acondicionado y probablemente desmontarlo.
  4. El aparato hace mucho ruido. Un nivel bajo de ruido se considera algo normal, ya que las vibraciones del funcionamiento del aparato lo producen. Sin embargo, si el ruido es más alto de lo normal, debes buscar el origen del problema. Puede estar localizado en la unidad exterior: inspecciónala minuciosamente y asegúrate de que no haya ningún agente extraño sobre el equipo. Si tras buscar el origen del problema no encuentras nada, prueba a hacer una limpieza de filtros, por si ese fuera el origen de la obstrucción. Si a pesar de todo el problema continúa, podría deberse a una falta de gas, mal funcionamiento del compresor o alguna otra pieza interna.
  5. El aire acondicionado no se enciende. Puede parecer obvio, pero antes de hacer nada, comprueba que el equipo esté enchufado y que en ese enchufe haya corriente eléctrica. Desenchufa y vuelve a enchufar por si el aparato no estuviera bien conectado, y si el problema persiste, asegúrate de que los fusibles están en buen estado.

Si ya has intentado reparar el aparato de aire acondicionado tú mismo y nada funciona, no desesperes. Contacta con el equipo técnico de Dankesol y nos desplazaremos hasta tu hogar para ver cuál es el problema de tu aparato y solucionarlo lo antes posible. Así podrás seguir disfrutando de una temperatura fresca y agradable en casa durante el resto del verano.

PIDE TU PRESUPUESTO SIN COMPROMISO AHORA

LLÁMANOS 951 492 551