Purificar el agua del grifo de tu casa

El agua del grifo de tu hogar, que proviene directamente de la red de abastecimiento, contiene concentraciones de cal y de otras sales que pueden ser más elevadas de lo recomendado para su uso doméstico. Si el agua de tu grifo es demasiado dura puede que, a medio plazo, la instalación de un descalcificador de agua te suponga un ahorro económico.

¿Qué es la dureza del agua?

La dureza de un agua la determina los compuestos minerales que hay disueltos en ella. A aquellas que contienen una elevada concentración, se les denomina “aguas duras”, mientras que las que tienen poca cantidad de sales son conocidas como “aguas blandas”.

La cantidad de sales que contiene el agua depende en gran medida de la composición geológica del embalse desde el que provienen. Es por eso que en cada ciudad o zona, la dureza puede variar enormemente.

Mapa dureza agua

¿Qué ventajas tiene el uso de un descalcificador de agua?

Uno de los principales motivos por el que en muchos hogares se opta por la opción de instalar un descalcificador es que las aguas duras, debido a su alto contenido en cal y sales, puede tener mal sabor. Consumir agua del grifo es una opción mucho más económica que comprar agua embotellada. Además tiene un menor impacto en la naturaleza, por generar menos residuos plásticos. Un descalcificador de agua elimina el exceso de cal, mejorando el sabor del agua.

Pero no es este el único problema que resuelve un descalcificador. Las aguas con altos contenidos en sales pueden irritar las pieles sensibles o atópicas, aumentando el picor. También en pieles sanas puede provocar problemas, causando sequedad ya sea en la piel o el pelo.

Tu hogar también se vería beneficiado si te decides a instalar un descalcificador. El mayor problema de la cal que está disuelta en el agua es que se deposita en los componentes metálicos de los aparatos de tu hogar que funcionan con agua. Lavavajillas, lavadoras, calderas, termos eléctricos… pueden sufrir averías que acortarán la vida útil de esos electrodomésticos. A la larga, tendrás que sustituirlos mucho antes, por lo que la instalación de un descalcificador podría posponer la compra de un nuevo electrodoméstico varios años.

También notarás el menor contenido en cal del agua cuando hagas la limpieza. La grifería de baños y cocinas tienden a acumular una capa blanquecina en su superficie, que no es más que restos de cal. También vasos y platos desarrollan con el tiempo una fina capa blanca, pierden brillo y da la sensación de estar sucios a pesar de acabarlos de lavar.

Al igual que la cal se acumula en el exterior de los grifos, lo hace en el interior de las tuberías. Especialmente en aquellas por las que circula el agua caliente, ya que la temperatura facilita la reacción química que hace que la cal se endurezca en las paredes de los tubos. Con el tiempo, las tuberías de tu hogar serían cada vez más y más estrechas: la acumulación de cal provocaría problemas de atascos y de tuberías lentas, con el consiguiente gasto por reparación para que vuelvan a funcionar correctamente.

Otra característica de las aguas duras es que jabones y detergentes lo tienen mucho más difícil para formar espuma. La cantidad de sales en el agua restan poder de limpieza, por ejemplo, al detergente de tu lavadora. Es por eso que los fabricantes recomiendan usar mayor cantidad de producto si te encuentras en una zona con una elevada dureza en el agua. Por lo tanto, con un agua blanda notarías un ahorro a largo plazo en la cantidad de productos de limpieza que necesitas usar.

tuberias red abastecimiento

¿Cómo funciona un descalcificador de agua?

El agua proveniente de la red de suministro pasa por un filtro, que contiene resina con iones de sodio. Cuando el agua pasa por el filtro, se produce un intercambio iónico: la cal y las sales de magnesio, responsables de la alta dureza del agua, se quedan adheridas a la resina. Mientras tanto, se liberan en el agua iones de sodio, que no juegan ningún papel en la dureza del agua.

Estos aparatos cuentan con una pantalla o display para ajustar o programar el aparato, lo que le permite adaptarse a la dureza específica del agua de la zona donde vives.

¿Te has decidido a purificar el agua de tu hogar?

En Dankesol realizamos la instalación de descalcificadores en tu hogar, para que disfrutes de agua purificada en tu grifo y de todos los beneficios para la salud y tu hogar que ello conlleva. Nuestro descalcificador es compacto, de alto rendimiento y bajo consumo. Ponte en contacto con nosotros y pídenos presupuesto sin compromiso.

PIDE TU PRESUPUESTO SIN COMPROMISO AHORA

LLÁMANOS 951 492 551