¿Qué son los pellets?

Si tienes una estufa de pellets en casa habrás tenido que comprar pellets para ponerla en funcionamiento. Pero, ¿te has preguntado alguna vez qué son exactamente esos pequeños pellets o de qué están hechos? En el artículo del blog de hoy vamos a resolver todas tus dudas en torno a esos pequeños cilindros que alimentan tu estufa y evitan que pases frío.

Qué es un pellet

Los pellets son un tipo de combustible fabricado a partir de materia orgánica (biomasa). Ese material se comprime a altas presiones en pequeños cilindros, que varían en tamaño entre los 1 y 3 centímetros.  Su mayor ventaja radica en su baja emisión de dióxido de carbono o CO2 y en lo económicos que son en comparación con otros combustibles utilizados en sistemas de calefacción.

pellets madera

¿De qué están hechos los pellets?

Los pellets están fabricados con restos de madera y serrín. La forma del pellet se mantiene gracias a la lignina que contiene la propia madera y a su bajo contenido en agua, mucho menor que el de un tronco de madera que se utilizaría en una chimenea tradicional.

En teoría, para el proceso de fabricación de los pellets no es necesario utilizar ningún producto químico. En caso de incluirlos, la calidad se vería enormemente afectada ya que, al arder, también se consumiría el químico utilizado para el prensado. Es por eso que la madera utilizada para la fabricación no debe tener ningún tipo de tratamiento o barniz.

La composición densa de los pellets es lo que les otorga su gran poder calorífico. Además, su pequeño tamaño ofrece una amplia superficie a las llamas, lo que hace que ardan muy bien y no se apague la llama. Esto los convierte en un combustible muy eficiente: con poca cantidad podrás mantener tu estufa encendida durante mucho tiempo.

Para mantener la eficiencia en la quema de los pellets es importante que el tamaño y composición de los pellets de un mismo saco sea similar. Si hay piezas mucho más grandes que otras, se consumirán de diferente forma: la llama no será constante y algunos pellets seguirán ardiendo durante mucho más tiempo mientras los más pequeños ya se han convertido en ceniza.

Cómo comprar pellets

El formato más común en el que podrás encontrarlos es en sacos de 15 kg. Si vas a utilizarlos para uso doméstico, este formato es bastante manejable. Te permite transportar los pellets a casa cómodamente y almacenarlos en cualquier rincón sin problema. Al tratarse de un material muy denso y con un alto poder calorífico, esa cantidad te durará más tiempo del que en un principio podrías pensar.

Si en cambio pretendes encender varias estufas por tratarse de un edificio industrial o en tu comunidad de vecinos todos han instalado estufas de pellets y os estáis planteando adquirir el combustible en grandes cantidades para disfrutar de un mayor ahorro, hay otra opción. Existen empresas que se encargan de suministrar unos enormes sacos, conocidos como “Big Bag”, que contienen 1.000 kg.

¿Tienes una estufa de pellets en casa? En Dankesol te echamos una mano con su mantenimiento para que puedas seguir disfrutando de su calor limpio y ecológico durante muchos años más.