¿Es rentable una placa solar para el agua en una casa?

Cuando procedemos a realizar la instalación de paneles solares en casa, debemos tener en cuenta una serie de aspectos. El coste de su instalación, la eficiencia de los paneles solares, la posibilidad de cubrir en su totalidad la demanda de calefacción o agua caliente sanitaria en el hogar y las obras necesarias para este tipo de instalación, son determinantes a la hora de tomar la decisión. Y por supuesto, el más importante de todos, la rentabilidad de paneles solares, es decir, ¿nos conviene o no instalar una placa solar para el agua en una casa?

Teniendo en cuenta que la fuente de energía es el sol, la respuesta es relativamente sencilla de responder. Aun así, es cierto que aún quedan muchas dudas sobre si la inversión inicial que vamos a realizar es rentable o no. La amortización es uno de los factores más importantes. Por eso, debes asegurarte de que la instalación de placas solares térmicas se adapten a tus necesidades. Por el contrario, no obtendrás rentabilidad térmica.

Usos y aplicaciones de la energía solar térmica

La energía solar térmica es una de las maneras más económicas de producir agua caliente para las viviendas. Sus principales aplicaciones son: 

  • Producción de agua caliente sanitaria.
  • Calefacción por suelo radiante o radiadores.
  • Refrigeración por medio de energía solar.
  • Climatización de piscinas

Los usos de la energía solar térmica son cada vez más amplios, pero en cuanto a uso residencial y empresarial, la producción de agua caliente sanitaria se lleva la palma.

¿Por qué poner placas solares térmicas?

Las ventajas de optar por una fuente de energía limpia son innumerables. Es por esto que contar con una instalación solar siempre es beneficioso. No obstante, destacamos las más importantes:

  • No necesitas combustible.
  • Nos protege contra las subidas de luz o gas. 
  • Dejamos de emitir gases de efecto invernadero.
  • El valor de nuestra vivienda se incrementa.
  • Reducimos la dependencia energética.

Energía solar térmica, ¿rentabilidad para tu hogar?

Los colectores de las instalaciones solares térmicas varían en función de la temperatura. Estos se clasifican en baja, media y alta temperatura. Los de baja temperatura trabajan por debajo de los 65º; los de media entre los 100 y 300º, mientras que los de alta por encima de los 500º. No obstante, elijamos el que elijamos, en todos se obtiene una rentabilidad térmica. 

Toda la energía que podamos obtener del sol representa una disminución de las facturas de la luz. En España, por nuestro clima y horas de luz, la rentabilidad térmica puede suponer un ahorro entre el 70% y el 80% en agua caliente sanitaria; un 15% sobre la calefacción tradicional y un 40% para un suelo radiante. Siempre dependiendo del combustible que se sustituya y el tamaño de la instalación solar.

¿Por qué es importante la amortización de una instalación solar térmica?

Para saber si la instalación es rentable, hay que fijarse en la amortización. Es decir, la cantidad de tiempo necesario para llegar al punto de equilibrio entre la inversión realizada y la cantidad ahorrada. Dar números exactos es muy complicado, ya que los combustibles varían de precio constantemente. 

Para poder saber cuándo se amortizará la instalación solar es necesario tener en cuenta: calcular las necesidades de consumo de nuestro hogar, la temperatura del agua que deberemos calentar, las subvenciones de las que nos podemos beneficiar ( 30% a fondo perdido y financiación del 70%), y por supuesto la calidad de los materiales y la instalación, ya que la vida útil de los paneles (20 años a pleno rendimiento) es larga y la instalación debe estar acorde con eso.

Dudas sobre las placas solares para calentar agua

Todos los días nos llegan dudas y preguntas sobre la energía solar térmica. Sin embargo, las que más se repiten son las que tienen que ver con rentabilidad, posibles averías, problemas o bajadas de rendimiento. Ponte en contacto con nuestros asesores y ¡no le tengas miedo a las averías! 

¿Debe cubrir la energía solar térmica el 100% de mis necesidades?

No, la energía solar térmica debe cubrir un alto porcentaje, pero nunca el 100%. Si esto fuera así en verano la producción sería demasiado elevada y no se aprovecharía, suponiendo un sobrecoste innecesario. 

¿Corro peligro de que salga el agua ardiendo de mi instalación solar?

No. Las  instalaciones forzadas disponen de un control de temperatura máxima, regulable por el usuario. En equipos termosifónicos se debe instalar una válvula termostática a la salida del mismo que mezcla el agua fría con la caliente. Igualmente, todas las instalaciones de fontanería de la vivienda deben disponer de grifos de agua fría y caliente que permitan mezclar el agua para conseguir la temperatura deseada.

¿Tendré agua caliente por la noche con mi instalación solar?

El agua se mantiene caliente gracias a que el depósito está aislado térmicamente. Al no haber sol, puede ser que la instalación necesite un  sistema de calentamiento de apoyo. Pero no es lo mismo calentar el agua desde los 10 grados hasta los 40 que desde los 35 hasta los 40.

Las instalaciones solares pueden tener múltiples averías. Algunas de estas averías pueden afectar a todos los tipos de instalaciones solares, pueden estar directamente provocadas por la incorrecta instalación o por la falta de mantenimiento y el deterioro.  Contacta con el servicio técnico de Dankesol y recibe al equipo de profesionales para llevar a cabo la reparación de tus placas solares.

PIDE TU PRESUPUESTO SIN COMPROMISO AHORA